La penúltima frontera. Fugitivos del nazismo en España

En junio de 1941 un muchacho polaco, Karol Radewicz, es detenido por una pareja de la guardia civil en una carretera de Gerona. Camina solo. Tiene dieciséis años.

La guardia civil se ve obligada a interrogarlo por escrito: Karol Radewicz es mudo. Perdió el habla cuando vio morir a sus padres en un bombardeo nazi sobre Polonia en 1939. Desde entonces, desamparado, ha atravesado en solitario toda Europa. En Marsella pasa unos días y empeña los últimos objetos de valor que le quedan. Después sigue caminando. No sabemos cómo, pero de algún modo logra superar el último gran obstáculo, los Pirineos, antes de ser arrestado. Su esperanza era reunirse en Portugal con unos parientes suyos, de los que ni siquiera conoce la dirección.

Como es menor de edad, el gobernador civil de Gerona decide ingresarlo en el hospicio de esta ciudad.

Patio del antiguo Hospicio de Gerona

Patio del antiguo Hospicio de Gerona

Allí permanece durante días, sin conocer la lengua de los demás niños ni poder hablar con ellos. Los domingos es día de visitas. Los hijos de los demás refugiados pueden ir a ver a sus madres a la cárcel. Pero él se queda atrás, esperando en silencio con los otros huérfanos. Piensa mucho en la muerte.

Unos días después arranca la mitad de una cuartilla de papel y le escribe a lápiz al director del orfanato. Le pide permiso para morir. Todavía tiene la letra de un niño.

No puedo quedarme aquí porque para mí el mundo ha terminado. Me doy cuenta de que no puedo ir a Portugal ni regresar a Francia. No querría matarme en esta casa porque eso a usted le causaría tristeza.

Estas líneas le son enviadas al gobernador civil de Gerona junto con un informe del hospicio, que con aridez burocrática dice lo siguiente:

He de poner en conocimiento de V.E. que el joven Karol Radewicz, de nacionalidad polaca, ingresado en este Establecimiento por Orden de su Superior Autoridad, viene manifestando desde hace días sus propósitos de suicidarse, por lo que ha sido necesario, dado su estado de excitación, tenerlo sometido a una constante vigilancia para evitar pueda llevar a cabo sus repetidos propósitos. Con fecha de hoy, el citado joven ha dirigido a esta Administración el escrito que me complazco en remitir adjunto a V.E., por lo que he de rogarle se sirva adoptar las medidas que V.E. estime más convenientes, ya que este Establecimiento no cuenta con medios ni personal suficiente para asegurar la permanencia del joven en cuestión ni para evitar que, en un momento dado, pueda llevar a la práctica sus reiteradas intenciones de poner fin a su vida.

Sin saber qué hacer con el muchacho, el gobernador civil se desembaraza de él por el mismo procedimiento por el que lo había encontrado. El 3 de julio de 1941, un mes después de su detención en la carretera, acude al hospicio una pareja de la policía armada. Vienen a buscarlo.

Dos días después, los agentes llevan a Karol a Portbou, donde es “puesto nuevamente en la frontera y obligado a repasarla”.

No sabemos qué fue de él. Quizá su cuerpo yazca todavía en la montaña.

[Encontrarán un relato más extenso de ésta y otras historias reales en mi último libro, recién publicado: La penúltima frontera. Fugitivos del nazismo en España. Editorial Papel de Liar / Península].

Penultima frontera

16 thoughts on “La penúltima frontera. Fugitivos del nazismo en España

  1. La he promocionado en twitter, con su permiso.

  2. Rosa, espero con ansiedad la lectura de tu libro. Un abrazo!

  3. Anonymous

    ¡Qué historia tan conmovedora! Un chico que no se suicidia por las molestias que pudiera causar. Un ser, pues, que piensa en las consecuencias que pudieran acarrear sus acciones. Y la respuesta de las autoridades: la vigilancia y, ante la falta de personal, la desatención, sin mirar (ni atreverse a imaginarlas siquiera) hacia las causas opresivas y la violencia sobre los seres. Exactamente todo lo contrario del muchacho ¡Ay!.
    Rubén.

  4. JOAN , hijo de Dios como TU

    La falta total de AMOR provoca estos casos, si este chico se hubiera dirigido a un crsitiano estaria con nosotros, ya mayor pero con nosotros. solo los que sabemos que hemos de AMAR al projimo como a nosotros mismos, incluso a nuestros enenmigos podemos dar lo que Dios nos ha dado en cantidad AMOR, AMOR y AMOR, como dice la Beata Madre Teresa de Calcuta.

  5. Lamaniadeleer: Permiso concedido. ¡Gracias!
    Ana: Gracias por estar ansiosa. Espero que te guste…
    Anónimo: Tienes toda la razón. El desamparo de este muchacho pone la carne de gallina.
    Joan: Cristianos a los que dirigirse no le faltaron al pobre chico: el hospicio estaba dirigido por religiosas. Está claro que ninguna de las monjas allí empleadas tenía la estatura moral de la Madre Teresa.
    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

  6. ALFONSO

    Rosa, empiezo a buscar tu libro. Excelente entrada como siempre. Aporto otro aspecto, la burocracia debió trabajar para traducir su primera declaración, seguro que hubieron posteriores, su grito final de ayuda, de socorro, y funcionó perfectamente, traducción y escrito a la superioridad, y para el desdichado y desvalido ser humano no se empleó ni un ápice de humanidad. Escrito por triplicado, firmado, sellado, decisión fácil y a otra cosa. La muerte y el olvido pudieron ser su destino, pero siempre pudo ser el muchacho que alguien, simplemente humano, ayudó y pudo sobrevivir. Nos debemos algo de esperanza. Gracias Rosa.

  7. 25.000 judíos salieron de Marruecos entre 1957 y 1961 con ayuda de España

    http://espanaisrael.blogspot.com/2010/04/25000-judios-salieron-de-marruecos.html

  8. jm

    ayer, lunes 14.3.11, en la hormiga de oro no tenían aun el libro de la penúltima frontera.
    ¿cuándo saldrá a la venta?
    tambien soy hijo de inmigrantes alemanes él, medio judío, ella, aria pero antinazi visceral y muy contestona, llegó a decir a un 0ficial del SD que estaba incautando la biblioteca de un escritor francés en Paris: “ein deutscher Mann stiehlt nicht”

  9. jm

    ayer lunes 14.3.11 en la hormiga de oro aun no había llegado el libro la última frontera. paciencia npues.
    soy hijo de emigrantes alemanes,m medio judio él, aria ella, antinazi y muy contestona. llegó a decir a un oficial de SD o Gestapo que estaba incautando en Paris la biblioteca de un escritor judio frances: “Ein deutscher Mann stiehlt nicht”.Dios todopoderoso evitó consecuencias.

  10. Alfonso: Efectivamente, la burocracia es como una manta áspera que cubre la vida que late por debajo. Ojalá tengas razón y Karol lograra hallar fuerzas para seguir viviendo en la montaña. Quién sabe, tal vez le insuflara nuevos ánimos la belleza extraordinaria de ese paisaje. Pero es verdad, nos debemos algo de esperanza.
    Two in one: Efectivamente, España ayudó a miles de judíos, sobre todo sefarditas, ya fuera a través de los “cónsules buenos” (Sanz Briz, etc) o con medidas como la que indica (Marruecos). Lamentablemente, eso sólo fue así a partir de 1943, tras la destitución del germanófilo Serrano Súñer y cuando empezó a dudarse de la victoria del Eje. Probablemente dedique un post a esta espinosa cuestión más adelante.
    jm: Gracias por su mensaje y por su interés en el libro. Está a la venta desde enero. Le sugiero que pruebe en alguna otra librería, como “La Central”, donde lo encontrará con toda seguridad.
    La historia de su madre es extraordinaria. Gracias por compartirla. Demuestra que también hubo “otros” alemanes. Siempre viene bien recordarlo.
    Un cordial saludo a todos y gracias por seguirme,
    Rosa Sala Rose

  11. Anonymous

    Rosa Sala, ¡es usted un encanto! Ayer escuché del tirón las dos conferencias últimas que usted ha dado en la Fundación Juan March, sobre la vida y tiempo del gran Goethe.Ni que decir que he quedado fascinado por su claridad, su forma de expresarse y su inteligente exposición y cultura.Estoy seguro que a Goethe le hubiera pasado otro tanto.Por hacer sombra, creo que se la hace hasta al mismísimo Ortega y Gasset, y no es poca cosa esto en lo que respecta a mi estimación.Después de escucharte, y escuchándote, pensé que aún queda gente en el mundo que sabe que el dar una conferencia no quiere decir que tenga que “ser leída…” Hacía tiempo que no escuchaba una conferencia en la que el sueño,el de dormirme durante el acto, no se me presentara tan lejano; aunque en mi descargo diré que muchas de las veces son los propios conferenciantes los primeros en dormirse en la sala.Ahora me quedan pendiente escuchar las otras dos conferencias que usted dio en el 2006, que espero sean igual de buenas o más.Aprovecho la oportunidad para saludarle y pedirle que si alguna vez da una conferencia en Barcelona, que es donde yo vivo, lo anuncies aquí, en tu blog.Estaré encantado de poder volverla a escuchar.Un saludo y suerte.

    No tengo cuenta en gmail.Me llamo Francisco.

  12. Estimado Francisco, ¡muchísimas gracias por su mensaje! Comentarios como el suyo dan ánimos para seguir en la brecha durante mucho tiempo. Son como agua de mayo, se lo aseguro.
    Desde hace unos meses anuncio mis apariciones públicas en el “muro” de mi página abierta de Facebook: http://www.facebook.com/pages/Rosa-Sala-Rose/126367630764190
    Mi próximo acto en Barcelona será el 5 de abril, cuando a las 19.00 h presente mi último libro en el Museu d’Història de Catalunya. Sería un placer poder saludarlo allí.
    Un afectuoso saludo y gracias,
    Rosa Sala Rose

  13. Anonymous

    De nada, Sala Rose.Que no le falte nunca ese ánimo y siga en la brecha como hasta hoy, por mucho tiempo.Intentaré poder estar en la presentación de su libro.Gracias por su amable contestación.

    Francisco

  14. Anonymous

    Rosa, creo que esto puede interesarle.Quizá ya lo conozca, pero por si acaso ahí va.Saludos.

    http://www.elpais.com/especial/europa-hoy/alemania/

    Francisco

  15. Estimada Rosa:

    Enhorabuena por tu libro. La escritora y escenógrafa polaca americana, Elizabeth Wittlin Lipton, hija del reconocido escritor polaco Joseph Wittlin que reside en Madrid desea contactarte.

    Elizabeth vino con sus padres huyendo de la persecución nazi protegido por el Pen Club. Llegaron a España en 1940 camino de Lisboa con destino EEUU.

    Recientemente ha publicado su libro de memorias, From day to another,

    http://www.pasajeslibros.com/L9788493487522-from_one_day_to_another.html

    El correo de Liz es:

    em.lipton@earthlink.ne

    Le quedaría muy agradecida si pudiera comunicarse con ella.

    Atentamente. José Rey

  16. Estimado José Rey,
    será un auténtico placer ponerme en contacto con la Sra. Wittlin Lipton. Estoy segura de que será un intercambio provechoso.
    Muchas gracias por hacernos de intermediario.
    Un afectuoso saludo,
    Rosa Sala Rose

Deja un comentario