La leyenda negra de Andorra

Tropecé por primera vez con la leyenda andorrana cuando investigaba los pasos de fugitivos del nazismo por los Pirineos. La nutrían alusiones veladas que nunca se concretaban en un nombre. Circulaban sotto voce, a veces con cierto morbo cómplice, como cuando una chica andorrana le susurró a un amigo mío que se deslizaba con sus esquís por el espejo blanco del Pas de la Casa:

“Oye… ¿sabes que estás esquiando sobre huesos?”.

Todos los rumores sugerían lo mismo: que durante los trágicos años de la Segunda Guerra Mundial, cuando miles de perseguidos por el nazismo desafiaron los elementos cruzando los Pirineos, algunos se encontraron en Andorra con algo que interrumpió bruscamente su huida. Algo muy turbio. Se hablaba de asesinatos, de masacres. De fosas olvidadas. De muertos que aún hoy yacerían bajo las rocas y la nieve. De judíos. De oro y de joyas arrebatadas a los desesperados. De guías sin escrúpulos que asesinaban o abandonaban a quienes les habían confiado su vida.

Andorra foto antigua

En aquellos tiempos la vida de muchos no tenía más valor que la suela de sus zapatos. Guías sin escrúpulos debió de haberlos a lo largo de toda la cordillera pirenaica. Pero por algún motivo la leyenda negra parece cebarse especialmente en el pequeño territorio andorrano.

Sin prensa y aislada por la nieve la mayor parte del año, las ideologías extremas que marcaron el siglo XX, ya fueran de izquierdas o de derechas, no  tuvieron ocasión de arraigar en Andorra, que durante la contienda defendió su neutralidad. Eran los forasteros de lenguas extrañas  que bajaban de vez en cuando de la montaña, exhaustos, asustados y hambrientos, quienes mejor recordarían a los andorranos que al otro lado de la imponente pared de roca había una guerra salvaje  que estaba desmembrando Europa.

En Andorra el contrabando, ya fuera de bienes o de personas, no era delito y contaba con una larga tradición.  Pero esa actividad no impidió que antes de la guerra fuera un territorio de notoria pobreza, salvo para algún hereu o pubilla que tuviera la suerte de heredar rebaños o un buen campo de tabaco. Aquello no tenía nada que ver con la Andorra turística y comercial que surgió después y que hoy determina la imagen del Principado. De hecho, el súbito ascenso económico del país ha contribuido a alimentar la Leyenda, que en gran parte se nutre de las fabulosas fortunas que algunas familias andorranas amasaron precisamente durante la guerra. Fortunas que, según los persistentes rumores, en algunos casos habrían surgido del saqueo de los judíos a los que debían guiar.

Andorra

La publicación en 1977 en la revista Reporter –antecesora de Interviu—del largo y escabroso artículo de Eliseo Bayo “Matanza de judíos en la frontera española” contribuyó a alimentar la leyenda.

Sin prensa y aislada por la nieve la mayor parte del año, las ideologías extremas que marcaron el siglo XX, ya fueran de izquierdas o de derechas, no  tuvieron ocasión de arraigar en Andorra, que durante la guerra defendió su neutralidad. Eran los forasteros de lenguas extrañas  que bajaban de vez en cuando de la montaña, exhaustos, asustados y hambrientos, quienes mejor recordarían a los andorranos que al otro lado de la imponente pared de roca había una contienda salvaje  que estaba desmembrando Europa.

En su extenso artículo, Bayo afirmaba haber encontrado algunos de los pozos en los que habrían sido enterrados los fugitivos, indicando lugares, dando nombres, mostrando esqueletos y levantando una gran polvareda que sacudió toda Andorra. Hasta el punto de que la policía andorrana inició una vasta operación de recogida de ejemplares por el Principado y todo el territorio español. Fue la única medida que adoptaron entonces las autoridades andorranas. No fueron a buscar las fosas ni a comprobar la veracidad del artículo, aunque solo fuera a fin de desmentirlo.

En su artículo, Bayo afirmaba que “el miedo a las represalias cierra la boca de los que saben algo”. Según varias fuentes, el guía que les mostró las fosas a él y a su equipo en 1977 apareció muerto poco después, despeñado en la montaña.

Andorra fue uno de los pocos territorios europeos por los que la guerra pasó de largo. ¿Es posible que precisamente allí se sistematizara el asesinato de civiles inocentes? Y de ser así, ¿de cuántos muertos estaríamos hablando? ¿De dos matrimonios belgas, como dijo recientemente en el documental del Canal 33 Boira negra el antiguo pasador Quim Baldrich, que habrían sido asesinados cerca del Estany Negre? “Les jodimos a las mujeres y los matamos”, le admitió entonces el guía asesino. En el mismo programa otros dos ex pasadores, Enric Mélich y Joan Català, aportaron testimonios similares.

A pesar del tiempo transcurrido, la leyenda negra sigue proyectando su tenebrosa sombra sobre los valles de Andorra. Y eso a pesar de que el historiador andorrano Claude Benet hace años que clama por que se investiguen a fondo estos rumores, aunque sólo sea para acallarlos de una vez:

Ha pasado la época de buscar culpables, pero quizá sí que la historia debería desenterrar algunas verdades. Casi todos los países democráticos han hecho o están haciendo un esfuerzo importante de conciencia a través de programas de recuperación de la memoria histórica, y a pesar de susceptibilidades todavía muy fuertes y miedos aún vigentes, el silencio sobre estos hechos ya es intolerable.

Guíes, fugitius i espíes. Claude Benet

Intolerable entre otras cosas porque la tenebrosa leyenda negra también acaba manchando sin querer a quienes de ningún modo lo merecen, como los extraordinarios héroes que también hubo en en Principado: personas que arriesgaron su vida pasando fugitivos por la montaña por convicción ideológica o por pura humanidad, como Francesc Viadiu, Francesc Areny Naudi, los citados Baldrich, Mélich y Català u otros menos conocidos como Josep Ibern, Salvador Calvet o Joan Peremiquel.

Se impone la necesidad de investigar más a fondo. Si la leyenda es cierta, aún hoy quedarán en las montañas sepulturas anónimas que merecen un destino más digno. Y si es falsa, la verdad nos ayudará a acabar por fin con ella.

¿Conocía usted todo esto? ¿Tiene algún dato que aportar? De ser así, puede hacerlo añadiendo un comentario o bien escribiéndome directamente aquí.

60 thoughts on “La leyenda negra de Andorra

  1. antonio toldra

    Creo que la verdadera riqueza de los andorranos se ha generado por no participar en ninguna guerra. Ni la guerra civil como España ni las guerras mundiales como el resto de Europa.
    Que un pais tan pequeño, sin recursos, con un clima extremo, etc haya generado tanta riqueza considero que tiene mucho mérito.

    Si te gusta la historia y vas unos siglos antes…cuando por allí pasaron los cátaros esta vez huyendo de la Iglesia católica, desde Francia y encuentras alguna leyenda, me lo haces saber, que es un tema interesante para mi.

    • Rosa Sala Rose

      No dudo que la generación de la riqueza andorrana tenga un gran mérito, pero me parece llamativo que esta riqueza empezara a generarse justo después de la Segunda Guerra Mundial. Tengo entendido que antes de la contienda Andorra era un país sumido en la pobreza.

      • Sílvia

        Hola, soy andorrana y puedo asegurar que el auge económico de Andorra, si bien es cierto que empieza después de la segunda guerra mundial, no se construyó sobre los cadáveres de los fugitivos del nazismo. Fueron más bien algunos visionarios, huídos del franquismo y refugiados en Andorra, los que vieron o intuyeron el gran potencial turístico y comercial de nuestro pequeño país. La represión social, económica y cultural del país vecino, los precios atractivos por la inexsitencia de impuestos y sobretodo el immenso esfuerzo, dedicación y trabajo de los andorranos y los immigrantes que se instalaron aquí, hicieron el resto.
        No es menos cierto, que algunos guias daban muerte a las personas que les eran encomendadas para cruzar los pasos de montaña, quedándose con sus pertenencias. Y no hablo únicamente de fugitivos del nazismo, sino también del franquismo, que fueron muchos.
        Supongo que es altamente improbable hallar pruebas de estas actividades, pero yo soy nieta de un guia y en mi familia siempre he oído que en este país hay manos manchadas con la sangre de los fugitivos de las guerras.
        Ojalá hallaras la manera de desenmascarar a quienes se dedicaron a poner fin a las vidas de estas personas desesperadas que, pasando un infierno para salvar sus vidas, huyendo de un infierno al que los condenaban sin razón, ponian sus vidas y las de sus seres queridos en manos de desalmados que les daban muerte cuando ellos creian haber alcanzado la esperanza. Con un único fin: la codicia.

        • Rosa Sala Rose

          Estimada Silvia, muchas gracias por tus clarificadoras observaciones sobre la economía andorrana, que te agradezco, así como por tu apoyo en mis indagaciones. Efectivamente, se trata de un tema muy difícil. Las únicas pruebas con las que se podría contar son los huesos que pudieran quedar todavía en las montañas… pero éstos, de hallarlos, ¡no hablan!

          • Pol

            Y tanto que hablan los huesos, señora Silvia, y tanto…

        • Pol

          Me temo que no todo el mundo opina lo mismo que usted respecto al trato dado a los judíos. Ni siquiera todos los andorranos opinan como usted

          • Rosa Sala Rose

            Lo sé, lo sé…

      • HOLA ROSITA Y XAVIER CASALS PRONTO COLGARÉ UN VIDEO SOBRE MI ATAKE AL ANDBANK SOY DONOSO ARCHILENDI YA TENGO ORDENADOR OS DEJO MIS BLOGS
        http://www.historiadeandorra.blogspot.com
        http://www.principadoypotestad.blogspot.com

  2. José Luis Calleja Santos

    Magnífica historia, hasta ahora desconocida. Bueno es conocer la historia de nuestro país, de los países colindantes y del mundo conocido, para conocer sus virtudes y sus atrocidades y así no volver a cometer los errores que nos llevaron a estos hechos.

    • Rosa Sala Rose

      Especialmente ahora, José Luis, cuando ya apenas quedan personas que vivieran esa época. Quizá es el momento de enfrentarse a la historia en todas sus facetas, tanto las positivas como las negativas, con rigor y sin revanchismos, por puro deseo de conocer.

  3. Héctor

    Me ha parecido un artículo interesantísimo!

    • Rosa Sala Rose

      ¡Gracias!

  4. […] ROSA SALA ROSE RECABA INFORMACIÓN SOBRE LA “LEYENDA NEGRA” DE ANDORRA MEDIANTE UN POST EN SU BLOG AL LLEVAR A CABO UNA INVESTIGACIÓN SOBRE LA MISMA Y SE DIRIGE A LOS LECTORES EN BUSCA DE […]

  5. Montse Mas

    Claro que conocía la leyenda negra i no es leyenda es una realidad muy triste para los andorranos de bien , aunque parece que algunos y se saben algunos de los nombres de aquellos que lo hicieron , pero seguro que públicamente y en voz alta no se dirán jamás.
    No me gustaría pertenecer a una de esas familias que deberían ir con la cabeza tocando al suelo.

    • Rosa Sala Rose

      Muchas gracias por su valioso comentario, Montse. ¿No le parece una lástima que esa información se la lleve para siempre el tiempo y el silencio? Al fin y al cabo, la gran mayoría de quienes vivieron esa época ya están muertos. Judicialmente ya no tenemos “culpables” a los que juzgar, sino que ya sólo nos queda su historia. ¿No valdría la pena descubrir por fin ese velo y tratar de averiguar lo que pasó?

      • Residente

        Hola Rosa está bien encontrar información sobre eso, no es fácil ya que en la época retiraron la revista que se hizo eco de esa masacre, yo vivo en Andorra desde hace 22 años ya que mis padres vinieron aquí en busca de algo mejor, aqui todos conocemos algunas de las familias que hicieron fortuna a costa de esa pobre gente otras familias la hicieron trabajando duro en los campos de tabaco, con los animales y haciendo contrabando de tabaco que antaño era legal ,gracias a que antes Andorra era paraíso fiscal mucha gente rica de otros países blanqueaba aquí su dinero y eso hacía subir la economía del país ahora solo la gente adinerada vive bien aquí pues no tenemos paro y las ayudas de gobierno son escasas si no tienes trabajo no te renuevan la residencia y no importa los años que lleves aquí porque te echan, en fin supongo que la crisis afecta a todo el mundo.

        • Rosa Sala Rose

          Hola, Residente! Muchas gracias por sus observaciones. A ver si con el tiempo sale a la luz la verdad de aquella época. Al fin y al cabo, ya ha pasado mucho tiempo y no hay motivo por el que los descendientes de aquellas familias tengan que ocultar un pasado familiar del que al fin y al cabo son completamente inocentes.

      • Hans

        Estaríamos ante un supuesto de imprescriptibilidad de los delitos por estar cometidos en el entorno del genocidio? Y así… Cabría que se derivasen acciones reivindicatorias de bienes? No tengo claro que “ya no haya culpables judicialmente”. En fin, es una reflexión. Como siempre, apasionantes investigaciones, Dra. Rose. Es V. una constante fuente de inspiración.

        • Rosa Sala Rose

          Hum.. Un apunte interesante. No estoy segura de si este tipo de delitos entrarían en esta categoría. Creo que penalmente se considerarían asesinato. Serían crímenes sin motivación genocida, sino de mero lucro. A no ser que pudiera demostrarse que se trataba de matanzas sistemáticas con motivaciones ideológicas, como podría ser si estuviera implicada la Gestapo. Pero eso ya sería mucho especular, teniendo en cuenta que ni siquiera ha podido demostrarse todavía el crimen propiamente dicho. Pero quién sabe lo que puede deparar el futuro… Muchas gracias por sus palabras y por haberse pasado por aquí.

  6. Albert Arellano Chaves.

    En todas partes se hicieron barbaridades,hu oido contar historias sobre gente asesinada en la montaña,de algun personaje que se hizo rico entonces y qie al morir gritaba en su lecho de muerte ” Sacarmelos de aqui,estan muertos!! “.en Francia se denuncio gente a los nazis,en España tambien denunciaban a los sospechosos de ayudar al maquis a la Guardia Civil asi que como dice la biblia ” quien este libre de pecado,que tire la primera piedra “.las guerras traen esto,miseria,maldad y muerte i en rodos los paises hay cosas que ocultar.

    • Rosa Sala Rose

      Gracias por su comentario, Albert. Lo de la frase en el lecho de muerte es impresionante.
      Es verdad que se cometieron atrocidades por todas partes, pero creo que eso no es motivo para intentar conocerlas mejor y, en la medida de lo posible, evitar que se repitan. En Andorra y en todas partes. A estas alturas ya no se trata de pecados ni de culpa, así que no hay piedras que tirar. Se trata únicamente de historia, y creo que conviene conocerla. Estudiar, conocer y aceptar el propio pasado, en lo bueno y en lo malo, resulta muy beneficioso para la psicología colectiva de cualquier sociedad. Mucho mejor que arrastrar fantasmas y tratar de encerrarlos, ¿no cree?

  7. Alfons Aragoneses

    Excelente texto. Seguramente la peculiaridad de Andorra ha hecho que la leyenda negra de algo cierto, los asesinatos de los fugitivos, sea más viva allí que a este lado de la frontera.
    En todo caso tampoco podemos ignorar que fue durante los años de la autarquía cuando en Andorra se comenzó a acumular capital. Al estar cerradas las fronteras los empresarios de Barcelona pasaban al Principado de Andorra para buscar material y divisas, tan necesarias en aquella época. Yo calificaría a la Andorra de esos años como Estado parasito.

  8. Marc

    No se la verdadera historia, si el rio suena es que agua lleva dicen!! Mis abuelos siempre me contaron como escondieron a los refugiados del Franquismo primero y después los del nazismo. En casa dejaban las armas, y las cambiaban por comida y cobijo. Cuando patrullas alemanas entraban en territorio Andorrano, (que sí entraban a buscar a no sólo refugiados de la segunda guerra, sino también refugiados españoles denunciados por el régimen) se les escondía en las montañas hasta pasar la tormenta!! De lo otro algo debe de haber seguro!! Y más de uno sabe algo.

  9. La felicito por su artículo, pero, sobre todo, me felicito de este feliz hallazgo de su blog, justamente ahora que tengo sobre la mesa su “Diccionario”, que leeré de cabo a rabo en cuanto me dejen ciertas obligaciones profesionales. En cuanto al tema de este artículo, solo aporto el recuerdo de otra víctima de la barbarie en la frontera, Walter Benjamin, aunque, en este caso, el destino de su huida fuera el inverso al de los muchos republicanos asesinados.
    Un saludo cordial.

  10. ¿Has pensado en buscar, directamente, víctimas? ¿familiares que esperaron a gente a la que se pierde la pista justamente en los Pirineos?

    Por otra parte, aunque el “contrabando” de personas sin duda era muy lucrativo, no creo que desplazase completamente al resto de actividades. “tradicionales”, como el tabaco o artículos de lujo, que a fin de cuentas daban menos peligro. Sin duda con la guerra las ganancias aumentaron para todos. No todos los contrabandistas necesariamente se dedicaron al tráfico de personas, igual que no todos los que intentaban pasar eran millonarios cargados con joyas,

    ¡Suerte con la investigación!

    • Rosa Sala Rose

      ¡Muchas gracias, Anttirev! Hasta ahora no he conseguido dar con familiares de víctimas. Tengo algunos nombres documentados, como el matrimonio Allerhand o los padres y hermanos de un judío alemán llamado Rosenthal. Sin embargo, no he conseguido encontrar a sus descendientes.
      En cuanto al contrabando, sin duda el de personas y el de mercancías no se negaban el uno al otro. Al contrario, por lo que sé muchas veces se solapaban: algunos que pasaban a personas aprovechaban a veces el viaje para pasar también neumáticos o café.

  11. Jordi

    Conocí a una persona de Sant Juliá de Loria, que me comentó, que passava gente de España a Andorra. En alguna ocasión explicó que hacian con ellos.

    • Rosa Sala Rose

      Y ¿qué hacían, Jordi?

  12. Es de agradecer que se publiquen artículos como el que usted ha escrito. Y, en mí opinión, no solo por el interés historico que encierra, sino, fundamentalmente, por razones morales. La historia de la Shoah no es únicamente un hecho histórico de proporciones inéditas, en el largo y dramático camino de los conflictos humanos. Es, sobre todo, la catástrofe moral más inconcebible a la que el ser humano ha tenido que enfrentarse. Constituyó la abolición de los vagos límites del mal, con los que, hasta entonces, tratabamos de balizar nuestra conciencia. Nada después podrá ser igual, en términos morales.
    Por eso, cada vez que surgen nuevas investigaciones en torno a la suerte, si se me permite utilizar este término, de alguno de aquellos a los que se pretendió convertir en animales despreciables al privarlos de toda esperanza y deseo, que no fuese el mero instinto de supervivencia, esas historias, como la que usted presenta en su magnífico artículo, tienen el enorme mérito de contribuir a que nunca se borre de nuestra mente la peor versión del hombre. Porque, si un día lo olvidasemos, estaríamos dando la espalda a nuestro enemigo más peligroso, como es la peor parte de nosotros mismos.

    • Rosa Sala Rose

      Muchas gracias, Luis Artime. Sobra cualquier añadido a su hermoso comentario.

  13. Fimosin

    Hay una pelicula hispano-andorrana que habla sobre ello por encima y luego TV3 hizo un magnifico documental sobre el contrabando y los que se cargaban incluso a dia de hoy: Tor, la montanya maleïda.

    • Pere

      Si, es cierto, la pelicula se llama “Entre el torb i la gestapo” ilustra en cierto modo la vida en el principado en aquellos dias.

  14. Sílvia

    Por cierto, ha sido un placer descubrir este blog, gracias a un artículo publicado con fecha de ayer en un pequeño periódico de distribución gratuita de Andorra.

  15. Estimada señora Sala:
    Me llamo Xabier Kerexeta. A raíz de su entrada (el blog en general me parece muy interesante) he realizado tres entradas seguidas en mi propio blog sobre mitología pirenaica tradicional (www.kalegoi.com), ya que tengo el convencimiento de que esta leyenda negra no es más que la actualización de un mito documentado en los Pirineos desde por lo menos hace ocho siglos, y hago una interpretación de por qué ahora parece creíble en Andorra. Espero que le resulte de interés.
    Atentamente

    • Rosa Sala Rose

      Estimado señor Kerexeta: las tres entradas de su blog me han parecido interesantes, sin duda. Gracias por advertirme de su publicación. Le he escrito por correo electrónico para comentar algunos detalles.

  16. Nuria

    Hola yo también soy Andorrana, mi madre era jardinera en “els Cortals d’Engordany”, y también alquilo un gallinero en esa zona, teníamos que subir por un camino de piedra muy erguido, todos los terrenos circundantes al gallinero pertenecían a la familia Muxella, debía de tener unos 10 años cuando en las obras de uno de los terrenos de la Muxella apareció una fosa cuando cavaban las bases para construir un chalet justo en frente de donde yo había pasado tantos momentos de mi infancia, y ya a esa edad me horrorizo imaginarme los cuerpos amontonados y descuartizados de esa fosa, tuvo que ser horrible que la vida valiera tan poco para enterrar a las personas así. Estaba llena de huesos humanos, por los menos de diez personas o más por que allí donde la escarbadora paleaba aparecían, a tal punto que se paró la obra, preguntamos a los obreros que pasaba, que eran esos huesos,ni ellos lo sabían y nos miraban entre aires perplejos a la vez que suspicaces, no supe nada mas de ese asunto pero al cabo de nada vimos con gran estupor que se volvía a cubrir el agujero y que allí no se construyo finalmente la casa hasta muchos años después. Los vi con mis propios ojos, tuve la ocasión de comentarle estos echos al que fue ministro de cultura de Andorra entre el 96 i el 2000, el Sr Pere Canturri que era en ese momento el guía del Museo Plandolit y me comento que todas esas acusaciones estaban infundadas y que Andorra había llevado a jució a los periodistas de esa revista, y ganaron. Cada vez que leo o oigo algo relacionado con ese tema me acuerdo de esos echos que presencie de niña y que aún hoy son un misterio.

    • Rosa Sala Rose

      Estimada andorrana, muchas gracias por este testimonio tan preciso e impresionante. Hasta el momento he podido tomar nota de varios lugares de Andorra en los que, según diversos testigos, se descubrieron fosas con huesos humanos que fueron silenciadas y cubiertas a toda prisa con cemento. ¿Podría usted indicar todavía en qué año aproximadamente se descubrió la fosa de la Muxella a la que se refiere?
      No tengo ninguna constancia de que los periodistas autores de la serie de articulos sobre matanzas andorranas de “Reporter” (fundamentalmente Eliseo Bayo) fueran llevados a juicio en Andorra. No creo que eso sea cierto. Pero si lo fuera, tendría mucho interés en consultar el sumario de ese proceso. ¿Alguien podría precisarme este punto?
      De nuevo muchas gracias por haberse pasado por este blog y por haber compartido su testimonio!

    • Maria

      Hola Nuria, el meu nom es Maria Segura i també sóc andorrana. Estic fent un treball de recerca sobre aquest tema i estaria molt interessada en poder parlar amb tu sobre aquest tema i el que expliques en el teu comentari, si fos possible. Moltes gràcies!

  17. Juan Luis

    Andorra tiene mucha tela. Francisco de Zamora en su diario de los viajes hechos por Catalunya año 1789 dijo:
    En este territorio es refugio toda la chusma de España, e incluso me tropeze con la banda del Gravat, que se burlaron de mi al conocer mi indentidad, como representante del rey, Recomiendo a su ilustrisima que tome este territorio y lo limpie de bandidos.

  18. […] La leyenda negra de Andorra […]

  19. Anonimo

    Yo he vivido muchos años en el prepirineo catalán y he escuchado muchas historias, siempre en petit comité y susurrando, es un tema que muchos no quieren tratar, pero en defensa de los andorranos hay que decir que los que pasaban gente eran catalanes o franceses, gente de Solsona, Oliana, Ponts etc… incluso los descendientes luego se pasaron al contrabando.

    • Rosa Sala Rose

      Cierto, así era en la mayoría de los casos. Muchos pasadores fueron republicanos españoles exiliados, aunque es frecuente que luego adquirieran la nacionalidad andorrana por matrimonio. De todos modos, creo que las circunstancias peculiares de Andorra explican en parte la leyenda. Era un micropaís por el que las grandes ideologías que desmembraron Europa (fascismo, comunismo) habían pasado de largo y en el que la tradición del contrabando estaba muy asentada y era legal. También era un país muy pobre hasta que estalló la guerra. Y sus autoridades de control (policía, ejército) eran anecdóticas o directamente inexistentes. Todas esas circunstancias, no imputables a los andorranos, generaron un status quo muy singular y que algunos pudieron aprovechar en su favor.

  20. Hace varios años leí un articulo en un diario (no recuerdo cual) un pequeño apunte sobre esta historia y la verdad es que me sorprendió.
    Gracias Rosa, por tan estupendo artículo.

    • Rosa Sala Rose

      Gracias a ti, Juanjo, por pasarte por aquí y por tus estupendas contribuciones a la historia de la Segunda Guerra Mundial. Un saludo.

  21. Buenas, me llamo Guillem Kallis Baldrich, y el Joaquim “Quim” Baldrich de este artículo fue mi abuelo, y conozco bien, incluso de primera mano las historias que aquí se narran.
    En primer lugar felicitarte Rosa por el estupendo artículo que has escrito, la verdad es que resulta de lo más interesante. En mi caso, esto me hace recordar las historias que me contaba precisamente mi abuelo sobre este tema, que pasaban a muchas personas, aviadores ingleses recuerdo, hasta el consulado de Barcelona, a través de los pirineos. Al hacerse uno mayor se va enterando del lado más oscuro de estas gestas, y uno se pregunta ¿Qué ocurrió realmente en nuestras montañas durante ese capítulo tan sombrío de nuestra historia. Evidentemente mi abuelo solo me contaba lo bueno, y ahora que se ha ido me arrepiento de no haber tenido el sentido común o el valor de haberle preguntado precisamente por lo malo.
    En cualquier caso, si un día os pasáis por Andorra, en la parroquia de la Massana, podréis ver en el centro del pueblo, cerca del Hotel Palanques centro neurálgico de casi todas las operaciones llevadas a cabo, una placa conmemorativa de estos héroes de los que hablas en tu artículo.

    • Rosa Sala Rose

      Estimado Guillem, es todo un honor tener por aquí al nieto de Quim Baldrich, de quien tanto y tan positivamente he oído hablar. Todavía no he visto la placa conmemorativa que hay frente al Hotel Palanques, aunque sé de su existencia. Plàcid Garcia-Planas, el coautor junto conmigo de “El marqués y la esvástica”, el libro en el que hablamos más por extenso del tema de la Leyenda Negra, sí que la ha visto e incluso se alojó en este emblemático hotel, tratando de hacer revivir aquellos tiempos en su imaginación. (Lo cuenta en uno de los capítulos). Lo terrible es que cosas como las descritas en el artículo todavía suceden. Hace unos días se hablaba en la prensa del descubrimiento de fosas comunes en la frontera de México con Estados Unidos: pobres inmigrantes abandonados y asesinados por sus gúias, los llamados “coyotes”. Si cosas así suceden en tiempos de paz, ¿qué nos hace descartar que sucedieran en tiempos de guerra, cuando encima en muchos casos había oro y diamantes de por medio? Muchas gracias, Guillem, por su comentario. Y disculpe que haya tardado tanto en publicarlo.

    • Maria

      Hola Guillem. El meu nom és Maria Segura i estic fent un treball de recerca sobre aquest tema. Acabo de llegir el teu comentari i que ets el net del senyor Joaquim Baldrich. Estaría molt interesada, si fos possible, de parlar amb tu. Sóc andorrana, així que no tindria cap problema en venir a visitar-te.

      Moltissimes gràcies

  22. Anonimo

    Sr. Andorrano y estudiante de la misma escuela; aun me acuerdo como tan solo con 12 años me encontré con esta horrible historia. Fuimos hacer un trabajo a la residencia de la 3 edad Sola d’Enclar de St.Coloma. Mi grupo de 3 compañeros nos sentaron con 2 abuelos y 1 abuela de unos 90 años, puse la grabadora en marcha y mi compañero hizo la pregunta-” Com era Andorra antigament? – Y vaya si nos lo contaron. Como si estuvieran esperando la oportunidad de quitarse una losa de sentimiento cómplice por conocer la verdad empezaron hablar no de 1 o 2 casos sino de una rutina de años; los 3 entre balbuceos como niños hablaban de cada asesinato que hacían “els amos” ya que ellos fueron sus empleados con detalles escalofriantes de como los desbalijaban mataban y enterraban, y no hablaban solo de judíos también de franceses y españoles lo único que importaba era el oro y la plata, asta las muelas de metales preciosos eran mas importante que sus razas ideas o situación que les obligaba a huir con sus bienes mas preciados. Había oído mas historias -como poco injustas- que pasaban en el país sin ley que solo las aprueba para aparentar que la hay. Guarde la k7 sin etiqueta en una caja de trastos no sabiendo a quien acudir y sintiendo que soy otro cómplice de esta historia. Desde entonces se que para poder ir con la cabeza bien alta diciendo que somos andorranos debemos limpiar nuestras montañas, dar paz a esas almas y quitar el poder monetario y político a asesinos que tan solo con 3 generaciones pasaron de la agricultura y la ganadería a tener inmensas fortunas. Ahora no se ensucian las manos, solo lavan el dinero de otros delincuentes.

    • Rosa Sala Rose

      Estimado Anónimo, muchas gracias por dejar aquí este valiosísimo testimonio. Un importante indicio más de que Andorra debería enfrentarse de una vez a este pasado y atreverse a investigar. Y, como usted dice, a dar paz a esas almas. No sólo España tiene importantes cuentas con su historia que resolver. Si algún día consiguiera encontrar esa grabación, me interesaría mucho poder transcribir su contenido.

      • Muchas familias andorranas saben los nombres de esos pasadores asesinos. Y amigos andorranos me lo han confirmado

  23. jack

    gracias anonimo ultimo comentario por su testimonio y por la verdad que emana. Yo estoy de acuerdo con otro comentario anterior: son crimenes que no prescriben, fueron realizados en tiempos de Guerra, y gracias a ella, por intereses economicos o lo que sea, en realidad no son todas las guerras movidas por la avaricia<? Lo que importa es que los que siguen callando, los que siguen beneficiandose de ese expolio tienen responsabiidad, no solo de hablar sino tambien de reparar, devolver o lo que sea. La unica manera de no volver a repetir la historia, "pecar" no solo es arrepentirse, confesar, sino tambien devolver lo robado y con intereses, ¿que pasa que si mi padre mato para robar, o cobro por ello, puedo yo disfrutar de lo robado? Asi lo unico que nos espera es la repeticion de la historia y del sufrimiento.

  24. Davlop

    Hola Rosa Sala. Soy andorrano, de hecho nacionalizado no nacido. Felicitarte por hablar de un tema del que aquí se dice mucho pero por lo “bajini”, ya me entiendes. Me permito dejaros un link donde, a quien le interesa, puede echar un vistazo al famoso Reporter de 1977. Incluso me atrevería a decir que tengo uno en casa de mis padres, si no recuerdo mal. Lo buscaré. http://escandols.blogspot.com/2013/07/andorra-i-les-muntanyes.html

  25. Interesante artículo, desde http://www.elviajeroerrante.es pondrémos un enlace al artículo que estamos realizando en estos días.
    Enhorabuena por el artículo!!

    • Rosa Sala Rose

      Muchas gracias, Juan Carlos. ¡Estaré atenta!

  26. xavier

    hola escribo desde mexico capital, en diciembre 2014 estuve en andorra el principado me parecio de ensueño pero jamas me imagine nada acerca de esta leyenda tan espantosa me he enterado apenas de esta leyenda y por puro azar llegue a tu blog , andorra me parecio cuasi el paraiso pero reflexionando acerca de esto me doy cuenta que la malignidad de la raza humana no tiene limites ni morales ni geograficos, mi patria lo esta viviendo de una forma atroz. seguire investigando porque a decir verdad quede cautivado por el principado pero ahora sabiendo esto, algo ha cambiado en mi con respecto a esta apreciacion.

  27. Ramon

    Apreciada Sr. Sala, hace dos años compre su libro ” El marques …” y hace quince dias y con tranquilidad lo he leido. Solo felicitarla a Vd y a Placid ( casualmente es familiar de mi yerno Plans de Sabadell) por el libro y la labor de investigacion. Felicidades, me ha impresionado, tanto respecto a Gonzalez-Ruano, como a todo el tema de Andorra. Que lastima que en este Pais siempre llegamos tarde a casi todo, la gente ha muerto y desaparece esa memoria insustituible que hemos despreciado durante decenios. Hace un año murio mi padre, ultimo superviviente del Tercio de Montejurra, al que fue voluntario con 16 años huyendo de la miseria y peor trato que tenia como expósito en el convento de monjas en que estaba internado en Vitoria. Las historias que me contaba sobre la Guerra Civil (pocas), son dramaticas. Siempre renego de las guerras y de los nacionalismos. Muy vasco, fue reconocido por la Diputacion de Alava. En fin, una historia mas que el tiempo se lleva. Un cordial saludo Sra. Sala.

    • Rosa Sala Rose

      Estimado Ramon:
      Disculpe el retraso en aprobar su comentario, tengo este blog un poco abandonado últimamente… Celebro que le haya gustado nuestro “Marqués” y le agradezco mucho su lectura. Es verdad, con la investigación histórica uno siempre tiene la sensación de llegar tarde. Celebro que su padre haya podido hacerle partícipe de al menos algunas de las historias que vivió. Un cordial saludo.

Deja un comentario