La habitación silenciosa

Decían Pascal y Montaigne que “el objetivo de toda educación consiste en no tener miedo de permanecer sentado en una habitación silenciosa”. Es verdad: imaginémonos por un momento encerrados en una celda sin televisión, ordenador, teléfono móvil ni equipo de música. Enfrentados sin remedio a la tortura del aburrimiento, a la ausencia completa de estímulo,…

Continúa Leyendo