La penúltima frontera

Rosa Sala Rose: La penúltima frontera. Fugitivos del nazismo en España

Fue gracias a mi amigo, el investigador sefardita Mario J. Sabán, como supe de la existencia del fondo de expedientes de frontera en el Arxiu Històric de Girona. Actualmente el fondo está digitalizado y su consulta resulta rápida y eficaz, pero en aquella primera visita que realicé hace muchos años a instancias de Mario, el material llegaba a la mesa en maravillosas cajas polvorientas llenas de papeles amarillos, salvoconductos confiscados, fotografías de carnet, cartas de amor o notas de suicidas. Miles de fugitivos del nazismo (judíos, espías, aviadores, soldados aliados, desertores…), sorprendidos y arrestados cerca de la frontera por la Guardia Civil por “paso clandestino de frontera” tras cruzar los Pirineos, habían dejado ahí un rastro documental milagrosamente preservado. Muchos de ellos, especialmente los hombres en edad militar, pasarían años en cárceles y campos de concentración españoles antes de alcanzar por fin la ansiada libertad fuera de Europa. España constituyó para ellos la penúltima frontera. Algunas de sus historias son extraordinarias; sin embargo, nadie las conoce.

Sigo recordando con emoción las horas solitarias pasadas en la bella ciudad de Gerona entre todos aquellos destinos de personajes anónimos que por un momento parecían volver a la vida entre mis dedos. Al principio mi actividad se limitó a escribir un informe por encargo para un centro de investigación dedicado al estudio histórico de los judíos alemanes. Pero en algún momento recordé la frase de Walter Benjamin, el trágico compañero de infortunio de todos aquellos desconocidos:

Es más arduo honrar la memoria de los seres anónimos que la de las personas célebres. La construcción histórica se consagra a la memoria de quienes no tienen nombre.

Fue entonces cuando decidí que debía escribir un libro y rescatar a unos pocos de aquel olvido.

Durante mis investigaciones di con un personaje extraordinario, Werner Barasch, el fugitivo que logró escabullirse de cárceles y campos de concentración por toda Europa hasta recalar sin escapatoria posible en el campo español de Miranda de Ebro. Seguía vivo en su casa de Saratoga. Pude contactar con él, hacerle venir a Barcelona y dedicarle esta entrada. Gracias a aquel hallazgo fortuito pudieron publicarse en castellano sus extraordinarias memorias.

También descubrí un caso que me persiguió y me perseguirá hasta el fin de mis días, al menos hasta que también le dedique algún día su propio libro: el de la bella judía Jenny Kehr, que se ahorcó con su propio cinturón en la Prisión de Mujeres de Barcelona en un frío diciembre de 1942 al saber que al día siguiente iba a ser entregada a los nazis en Portbou “por paso clandestino de frontera y por ser judía“. Una gota del Holocausto que ha llegado a nuestras costas.

Pueden leer ésta y otras historias terribles, grotescas o fascinantes de 27 personajes anónimos en mi libro La penúltima frontera. Fugitivos del nazismo en España (Península / Papel de Liar, 2011), con prólogo del historiador experto en pasos de frontera Josep Calvet. Actualmente puede resultar difícil conseguir un ejemplar en papel. De ahí que lo haya puesto a disposición de mis lectores en mi tienda online en formato pdf o epub. Si hacen clic en la siguiente ventana pueden obtener más información o leer algún fragmento:

ver La penúltima frontera. Fugitivos del nazismo en España en myLIBRETO

One thought on “La penúltima frontera

  1. Puedes ver fotografías de los mojones de la frontera en los Pirineos visitando esta web:
    http://www.mojonesdelospirineos.com
    Saludos

Deja un comentario