Las premoniciones de Winckelmann

¿Se acuerdan de Johann Joachim Winckelmann (1717-1768), el historiador del arte alemán que con su célebre precepto de la “noble simplicidad y serena grandeza” daría origen a la pasión germánica por el ideal griego? Aunque su influencia para las artes y las letras alemanas difícilmente puede exagerarse, Winckelmann pasó los trece años más productivos de…

Continúa Leyendo

Excursos y paradojas

En el catálogo de la exposición parisina Vanités topé recientemente con este impactante fotomontaje:Se titula Hitlerfresse. Traducido al castellano vendría a ser ‘El careto de Hitler’, pero prefiero la versión del periodista Jesse Hamlin, que lo ha denominado “la mascarilla mortuoria del siglo XX”. Me sorprendió sobre todo la temprana fecha de su realización: 1933…

Continúa Leyendo

Hitler, el "comealfombras" (I)

En su maravilloso libro sobre el lenguaje del Tercer Reich, Viktor Klemperer hace constar que en otoño de 1941, cuando ya no cabía esperar un rápido final de la guerra, Hitler solía abandonarse a arrebatos de furia que acobardaban a sus subordinados. Primero eran rabietas, después arrebatos de furia ciega; se decía que en uno…

Continúa Leyendo

El monito de Mendelssohn

¿Qué les parece este monito de porcelana? Lo tenía visiblemente expuesto en una repisa de su salón la hermana del compositor Felix Mendelssohn: Bastante feo, ¿verdad? Así se lo pareció también a la escritora judío-alemana Fanny Lewald cuando fue a visitar a la hermana del compositor, según cuenta en su autobiografía. Le sorprendió tanto más…

Continúa Leyendo

Sobre el significado de Arbeit macht frei

Recientemente la cínica inscripción de hierro que los dirigentes nacionalsocialistas hicieron colgar en lo alto de la entrada principal de acceso al campo de exterminio de Auschwitz, testigo del paso de miles y miles de víctimas del Holocausto, ha estado de actualidad como consecuencia del robo de que fue objeto el pasado 18 de diciembre…

Continúa Leyendo

Sara corta nabos para cuando las demás prisioneras regresen de la fábrica y ansíen la sopa.

Lotte escupe hastiada por la ventana. Sus dedos juegan con el seguro de la pistola. La luna se refleja en la calavera plateada de su gorra.

Sara sueña con morir mientras corta los nabos. A veces se imagina la belleza de Dresde extendiéndose al otro lado de la ventana.

De pronto la noche se tiñe de un rojo radiante. Huele a azufre. El barracón se estremece con cada bomba. Sara rebana los nabos con pulso firme, pero Lotte tiembla.

-¿Moriremos? –le pregunta con un hilo de voz.

Sara le sonríe por primera vez.

Dresde tras el bombardeo

Historia y memoria (II)

La semana pasada les hablé de un tema que me parece cada vez más fascinante: el pulso que mantienen entre sí la historia y la memoria. Un tema especialmente delicado en la historia contemporánea, que todavía cuenta con testimonios vivos que, a veces, se resisten a aceptar la evidencia de las fuentes. El caso de…

Continúa Leyendo