Lili Marleen


Lili Marleen en versión de Marlene Dietrich

La idea de escribir un libro sobre la canción Lili Marleen surgió hace más de diez años, cuando paseaba un domingo por una desértica localidad de Baviera. Nadie que no haya pasado una temporada en una ciudad alemana de provincias se imaginará lo anodinas y vacías que pueden llegar a ser sus calles en una tarde de domingo. Faltaban casi dos horas para que llegara el tren que iba a sacarme de allí cuando reparé en una tienda de libros de segunda mano providencialmente abierta. Estaban liquidando existencias y el librero había colocado en la calle varios cajones con libros al peso. Compré una biografía de Federico el Grande y, a fin de completar los 500 gramos de la compra mínima, añadí un par de libros de bolsillo. Entre ellos la autobiografía de una artista alemana de los años treinta y cuarenta llamada Lale Andersen, la primera cantante de Lili Marleen.

Una vez en el tren ojeé mi compra. Aquel libro que había comprado por pura casualidad capturó enseguida mi atención. El escepticismo es un excelente impulso creativo para ensayistas: Era todo demasiado increíble para ser cierto. Cuando unas horas más tarde llegué a mi destino, supe que iba a escribir un libro para desmentir todas las increíbles historias que Lale Andersen contaba sobre su vida y sobre la canción que la llevó a la fama.Entonces aún no sabía que gran parte de mi investigación iba a consistir precisamente en confirmarlas.

Lale Andersen y Marlene Dietrich, principales cantantes de Lili Marleen
Lale Andersen junto con Marlene Dietrich, quien  dio fama universal a la canción.

Durante diez años acumulé materiales e historias sobre la canción. Poco a poco esta melodía con nombre ficticio de mujer fue adquiriendo vida y a desarrollar su propia biografía. Le pregunté por ella a todo aquel que hubiera vivido la Segunda Guerra Mundial y pronto me di cuenta de que Lili Marleen tenía la mágica capacidad de hacerles llorar. Décadas después, como un resorte, aquella humilde canción aún era capaz de evocar el miedo, la ausencia, la añoranza y el amor perdido.La emisora militar Radio Belgrado la emitía todas las noches poco antes de las diez. Siempre que podían los soldados se reunían a esa hora en torno a un aparato de radio y la escuchaban en un silencio sepulcral. Sabían que al otro lado de las ondas, en sus casas, también la estaban escuchando en ese mismo instante sus madres, sus esposas, sus prometidas, sus hijas…  Lili Marleen era una diminuta fracción de humanidad en aquella Europa brutalizada por la guerra para unos soldados que, después de escucharla con  emoción contenida, volverían al combate convertidos en instrumentos de la muerte.

Pero la historia de Lili Marleen no termina con la Segunda Guerra Mundial, sino que siguió desarrollándose de manera intrigante y rocambolesca en la posguerra. Surgieron rumores de que la auténtica Lili Marleen pudo haber sido Lilly Freud-Marlé, la bella sobrina de Sigmund Freud. Ello habría supuesto que millones de soldados de la Wehrmacht de Hitler habían estado invocando, sin saberlo, el nombre de una mujer judía. Para aclarar este punto fundamental de mi investigación viajé hasta el desolado paisaje de Jutlandia, en Dinamarca, para visitar a Michael Freud-Magnus, el sobrino de Lilly Freud-Marlé, y ver la correspondencia familiar que conservaba en una caja de cartón que nadie había abierto en décadas. Todas las tardes de aquella semana danesa me sentaba con él a escuchar las historias de la guerra, del exilio y de su “tío Siggi”, que es como llamaba a su tío abuelo Sigmund Freud. El fundador del psicoanálisis presidía el saloncito desde un descomunal retrato fotográfico firmado de su puño y letra. Siempre recordaré aquellas conversaciones con agradecida nostalgia.

El resultado de todo esto es el ensayo Lili Marleen. Canción de amor y muerte. Si quieren recorrer la historia del siglo XX de la mano de la etérea Lili, pueden adquirirlo en papel (con un estupendo CD de acompañamiento) o en edición digital (EPUB, Kindle o ITunes). También he tenido la fortuna de verlo traducido al alemán (en papel) y al inglés (EPUB, Kindle o ITunes). Haciendo clic en el libreto de la siguiente ventana podrán curiosear un poco por el libro, ver el booktrailer y leer los primeros capítulos. Y si desean una descarga gratuita del libro para reseñarlo en algún blog o revista, pueden escribirme a esta dirección.